lunes, 11 de octubre de 2010

El chiste es molestar.

Y los festejos por el centenario de la revolución y bicentenario de la independencia continúan. Esta ocasión la temática de la “celebración” fue el deporte, bajo el pomposo nombre de “Festival Olímpico del Bicentenario”. Para el magno evento se decidió cerrar por tres días la avenida Paseo de la Reforma, de la altura del Ángel de la Independencia hasta la calle Lieja (cerca del metro Chapultepec), para montar las instalaciones y llevar a cabo el evento. Los deportistas más representativos del país de múltiples disciplinas “engalanaron” la festividad, e incluso se invito al nadador multi-medallista olímpico estadounidense Michael Phelps. El costo aproximado invertido fue de 40 mdp. , cifra nada despreciable. ¿Por qué el gobierno sigue mal empleando los recursos? ¿Por qué sigue atrofiando el tránsito escudándose bajo el discurso de fomento de la cultura deportiva? (recordemos que cada último domingo de mes cierran Circuito para realizar el ciclotón) ¿Por qué quieren seguir “festejando” lo infestejable? Desgraciadamente porque el grueso de la población sigue alimentando dichos eventos, porque a la mayoría de la gente le parece creativo y cree que en realidad contribuye a un fomento del deporte, y con consuelo expresan: “al menos en esto se ven empleados nuestros impuestos”. La realidad es más compleja y escabrosa. Partamos de que un festejo deportivo no tiene ninguna representación alusiva con los festejos por la independencia ni por la revolución, por lo que se antoja un tanto incoherente. Ahora, respecto al cierre de Av. Reforma, porque en vez de cerrar una de las arterias más importantes de la ciudad y desquiciar a miles de automovilistas, no decidieron realizar un “evento deportivo” en un lugar ad hoc, no se, de bote pronto se me ocurre Cd. Deportiva. Me imagino que porque dicho conjunto está que se cae a pedazos, porque como es característico de nuestros gobiernos, con bombos y platillos se levantan el cuello para inaugurar alguna nueva instalación, deportiva, de salud o educativa, pero con los años y la falta de programas de mantenimiento hacen que dichas instalaciones se vuelvan obsoletas e inutilizables. Abandonadas en el olvido. ¿No hubiera sido mejor que esos 40 mdp los hubieran utilizado para remozar las instalaciones de Cd. Deportiva? Y así, no solo hubiera sido distracción de un solo fin de semana y millones tirados a la basura, sino una real inversión en infraestructura a favor del fomento por el deporte y se hubiera evitado el caos vial. ¿Traer a un gabacho como Michael Phelps para celebrar junto a nosostros nuestra "independencia"? cuando simbólicamente representa al país imperialista del cual DEPENDEMOS en muchos aspectos, principalmente el económico y nos tiene subyugados para desarrollar tecnología? Vaya tino de nuestro honorable gobierno.Felicidades y !Viva México¡.

1 comentario:

Gustavo Cuando. dijo...

Pues si, Yo por eso no fui y me quede a engordar en mi casa!

Vidiotizate!

Loading...