jueves, 25 de junio de 2009

Comunión

En gran medida la conducta del ser humano es resultante del condicionamiento que sufre desde el nacimiento, incluso podemos considerar que nacemos con el, debido a que en nuestros genes se encuentra la información de nuestra ascendencia, nacemos de alguna forma “programados”, con metodologías y conceptos, moldeados por un inconsciente individual, familiar, colectivo, histórico y hasta cósmico. Así, si al ser humano se le ayuda, desde el principio mismo a mirar la vida como una totalidad con todos sus problemas psicológicos, intelectuales y emocionales no se sentirá atemorizado por ella, y se producirá un cambio debido a la disolución de su identidad con su entorno llámense, limites, enfermedades, ambiente familiar, social, cultural, creando comunión con el cosmos; (del termino griego "κόσμος", que significa orden-wikipedia-) tomando una mayor conciencia, desarrollando su creatividad libremente. La forma de vivir y ver las cosas se modificara.


Nuestro bagaje intelectual precargado, nos fija fronteras, nos vuelve una cultura maquinal y autómata, estancada e involutiva. La libertad, así como el amor, deben ser nuestros principales objetivos; no las ataduras superfluas que nos esclavizan. Nuestra esencia de autocrítica se convertirá en nuestra fiel aliada en este trayecto, somos juez y parte, somos arriba, somos abajo, un lado y el otro, y nuestra habitación es el cosmos.


Vidiotizate!

Loading...